DEVOLVERÍAN APORTES DE VIVIENDA A PNP Y FF.AA.

Seguimos difundiendo nuestro trabajo en beneficio de la familia Militar y Policial. Devolución de FOVIME, FOVIPOL, FOVIMFAP y FOVIMAR cada día es más una realidad. Estamos avanzando en la recolección de firmas para el #ReferéndumFovime, sin embargo, he señalado que Jorge Del Castillo haría bien en ahorrarle al país 150 millones de soles, que costará el referéndum.

 

De los 200,000 aportantes a los fondos de vivienda, tanto de la Policía Nacional, como de las Fuerzas Armadas, el 70 % no se ha beneficiado de alguna forma, por lo cual se busca desde el Congreso que se les devuelva el dinero.

Esta es la iniciativa del congresista Osias Ramírez, quien adelantó que en el Proyecto de Ley 1192, se propone modificar el artículo 3 de la Ley 24686 (la que crea en la PNP y las FF.AA. fondos de vivienda) y se ordene la devolución de los aportes en favor de los aportantes.

“Durante 32 años, más de 200 mil familias de las FF. AA y Policiales hicieron sus aportes obligatorios con el sueño de tener una casa propia. Hasta la fecha, el 70% de aportantes no han visto ni el primer ladrillo”, sostuvo el legislador de Fuerza Popular.

En el proyecto, que fue presentado en las comisiones de Vivienda y de Defensa, se señala que “el aporte obligatorio deberá ser devuelto a los aportantes cuando el efectivo militar o policial en actividad, en situación de disponibilidad o en situación de retiro pruebe de manera indubitable que no ha sido favorecido con un producto financiero creado por el Fondo. La devolución es sobre el aporte principal y los intereses”.

Sin embargo donde mayor traba ha tenido ha sido en la Comisión de Defensa, donde incluso corre el riesgo de ser enviada al archivo.

Ramírez Gamarra asimismo se refirió al congresista Jorge del Castillo (presidente de Defensa) para que ponga a debate el dictamen que ordena la devolución de los Fondos de Vivienda Militar y Policial.

Señaló, además, que desde el 2002 se han presentado diecinueve proyectos de ley que tenían como objetivo la devolución del FOVIME (fondo del Ejército), tal como sucedió con los aportes del FONAVI. En el 2017, se presentó el Proyecto de Ley 1192, en el cual se exigía la devolución de aportes de FOVIME, FOVIMAR (Marina), FOVIFAP y FOVIPOL. Hasta la fecha, todos los proyectos de ley han quedado en la Comisión de Defensa, algunos con dictámenes favorables fueron archivados, y otros, como el del congresista quedó en Cuarto Intermedio y nunca regresó al Pleno del Congreso por decisión del parlamentario aprista.

LA ALTERNATIVA DEL REFERÉNDUM

El congresista Ramírez también señaló que con el incremento salarial de los miembros de las FF.AA y PNP, se estima que el FOVIME recauda S/. 909 millones anuales, monto que durante todo este tiempo no ha sido auditado, lo cual puede dar pie a posibles malversaciones, como sucedió con el Club Recreativo Playa La Tiza, el cual fue construido con el fondo de los militares, cuando no correspondía hacerlo.

Pero en caso de no proceder el proyecto de Ley 1192, queda la opción de buscar que se realice un referéndum, por lo cual ya se vienen recogiendo firmas en todo el país.

“Necesitamos poco más de 2 millones de firmas y tomando en cuenta que se recolectan en todo el país y que cualquier ciudadano puede firmar, se puede lograr que se vaya a una consulta nacional, así como se hizo con el FONAVI”, apuntó.

El congresista de la República, Osias Ramírez, inició la recolección de firmas para llevar a referéndum la devolución de los fondos de vivienda de las FF.AA y la PNP. En solo tres días se recolectaron más de 10 mil firmas en Lima.

PRECEDENTE EN EL PJ

Cabe apuntar que la alternativa de la Ley sería mucho más viable que el proceso judicial, puesto que, como informamos ayer, el Tercer Juzgado Especializado en lo Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima sentenció en primera instancia a favor de un demandante contra del Fondo de Vivienda Policial, para que se le devuelva los montos descontados de su planilla.

Sin embargo el proceso llevó años, además que quedan por presentarse las apelaciones del caso.



Deja un comentario